sábado, 10 de enero de 2009

La clínica Ostende, la vida Bernardina










LAS OLAS Y EL VIENTO . La noche del 31 de diciembre hubo fiesta hasta la madrugada en la playa de Ostende. A la hora del brindis se escucharon rumbas y cha cha cha y luego, hits de todas las épocas, seleccionados por un DJ especial: el artista uruguayo Dani Umpi. Convocado por Roxana Salpeter, alma mater del Viejo Hotel Ostende, Umpi mezcló temas de Camilo Sesto y Crystal Castel con absoluta naturalidad. Pasó de la música disco a éxitos del último año y también hizo convivir en armonía a ritmos exóticos como el kuduro con canciones de Gilda y otras estrellas tropicales. Las divas musicales más bailadas por los invitados fueron Rafaella Carrá, Björk, Kylie Minogue, Missy Elliott, Britney Spears y, por supuesto, Madonna. Al final de la fiesta todos corearon "Fuiste mía un verano", de Leonardo Favio, entre abrazos y deseos de felicidad. Nostalgia y modernidad. Una semana antes, para la Navidad, el hotel había inaugurado su temporada de verano con una lectura de los poetas Liliana Ponce, Valeria Iglesias, Jimena Repetto y Germán Weissi y una muestra curada por Sara García Uriburu, con cuadros de Emilio Reato, Diego Bastos, Daniel Vidal y Mercedes Quiroga, entre otros, que se exhibirán durante el verano.

1 comentario:

anita dijo...

esto es hermoso. y seguro que cantaste re alto!!!