viernes, 12 de septiembre de 2008

A ver qué pasa

Hace un mes se murió Girondo. Apareció flotando muertito, muertito. Algunos dicen que así es mejor, que el pobre ya andaba cachuzo. Yo no sé. Supongo que uno tiene la ilusa esperanza de que las mascotas viven para siempre. Pero no. En una de esas él también tenía otras prioridades y como yo escribo él queria irse lejos a nadar por los cielos verdes. No lo sé.
Hoy a la tarde fui a la misma veterinaria donde atiende el chico de rastas especialista en peces. Le conté la tragedia de Girondo y Alfonsina y le dije que necesitaba un pez resistente que no se me muriera de un día para el otro, así sin previo aviso el muy desgraciado. Me ofreció unn Axolote y yo le dije que me traían malos recuerdos, o mejor dicho, demasiado buenos, y que prefería un pez. Me dijo que todos los peces se mueren rápido, que si no estaba dispuesta a lidiar con eso que me comprara otro animal más resistente como una tortuga o un conejo. Mi ex me iba a regalar un conejo antes de ser mi ex y siempre me dieron pena las tortugas de agua, le respondí. Y le señalé un pez rojito igual a Giru pero más chiquito. El vet. se rió y me regaló otro pez para que le hiciera compañía. "Juntos van a vivir más", me aseguró. Y me los llevé en una bolsita de plástico espantosa.

Vamos a ver cómo conviven John y Yoko.

Es toda una cuestión de perseverancia.

3 comentarios:

vivian dijo...

Ayyy

van a hacer el amor y no la guerra

Maru dijo...

pero que relato más tierno :)

pobre girondo !

alfonsina muriendo nuevamente en el agua me dio no sé que...


"dos van a vivir más"


nosotros seremos igual ??

jonas dijo...

siempre me hacen reir las cosas que escribis, jimena.
( aunque sean un poco/muy tristes das en el clavo de la comicidad )

beso grande!